fbpx
¿Sabes qué son los backlink do follow y no follow?

¿Sabes qué son los backlink do follow y no follow?

¿Sabes qué son los backlink do follow y no follow?

El SEO en la actualidad no se entiende sin el término backlink ligado a él.
Y es que estos enlaces son una parte fundamental, por no decir de las más importantes, dentro de cualquier estrategia de posicionamiento web.

Pero, ¿Qué es exactamente un backlink? 
Mira nuestro artículo y te explicamos qué es un backlink.

¿Tipos de backlinks que debemos distinguir?

Una leído nuestro artículo sobre lo que es un backlink o enlace de referencia y tenemos clara la diferencia entre backlink y referring domain, vamos con los tipos de enlaces entrantes que existen:

backlink do Follow y No Follow.

 

Follow

También conocidos como ‘Do Follow’ son los enlaces convencionales que se insertan dentro de un texto. Ese enlace le dice a Google que la página enlazada merece la mena y que es de confianza. El buscador sigue el enlace y le da autoridad a la página visitada. Este tipo de enlaces tienen un gran peso en la mejora del posicionamiento web, ya que, transmiten parte de la autoridad de la página de origen a la de destino. Es decir, si te hacen un enlace Follow, te están transmitiendo también parte de la autoridad de la página de donde proviene el enlace entrante.

Esto permite relacionar y conectar sitios web (del que sale el enlace y al que va dirigido) y posibilita que Google detecte tanto el enlace como la temática de tu web o blog de una manera más rápida y sencilla.

La desventaja de estos enlaces es que mientras aumenta la autoridad de la página enlazada, disminuye la de la página que enlaza. En otras palabras, disminuye la autoridad de la página que los contiene y precisamente es la que no quieres que se pierda.

Además, si se trata de un enlace follow a tu propia página (enlaces internos) también se transfiere autoridad, disminuyendo la página que emite el enlace y aumentando la enlazada. En cierto modo, se traslada la autoridad, o se transmite a esa otra página. Independientemente de que sean internos o externos.

Lo que hay que tener en cuenta es que a más links dofollow mejor calificación consigue esa web ante Google.

Qué valorar de los enlaces do follow

Los links follow otorgan cierta notoriedad al autor de la página que crea el enlace, a pesar de que la web pierda la autoridad que se ha mencionado antes.

Google valora positivamente a los autores que insertan enlaces. Una buena forma de valorar estos enlaces es como gestos generosos. Al final lo que hace el autor es «recomendar» los contenidos que enlaza.

Del mismo modo en que tú insertas enlaces dofollow en tu web para dar infrmación relevante a tus usuarios, otras webs pueden enlazar tus contenidos. Sin embargo, los enlaces backlinks no tienen todos la misma calidad. Cualquier web puede insertar enlaces dofollow y por lo mismo cualquier web puede recibir backlinks. Pero no todas las webs tienen la misma calidad o autoridad. Dicho de otro modo, un backlink de una web de calidad u oficial otorga más autoridad que otra web con menos visitas.

Cuanta más alta sea la calidad de la web que enlaza, mejor para el posicionamiento de tu web. Por ello es importante valorar qué webs enlazas y cuáles te enlazan.

Dónde usar los backlinks dofollow
  • Conseguir backlinks de calidad de   páginas webs reconocidas a nivel mundial. Puede tratarse de páginas oficiales, de medios de comunicación o de webs autorizadas.
  • Conseguir backlinks de calidad de Blogs con un número considerable de visitas. No sólo genera autoridad nombrar contenidos especializados sino que se crea un canal de doble sentido que el público puede utilizar para conocerte.
  • Conseguir backlinks de calidad de Webs educativas o universidades
¿Qué son los backlinks?

  No Follow

Hay que tener en cuentta de que es prácticamente imposible que una página web tenga únicamente enlaces Follow de manera natural.

¡Y Google lo sabe!

Por ello, aunque los backlinks No Follow se caracterizan por no transmitir la autoridad de una página a otra, este tipo de enlaces son más que necesarios.

Además, los enlaces No Follow sí que generan un volumen importante de tráfico y aportan la naturalidad y el equilibrio necesarios para que la combinación entre enlaces Follow y No Follow sea óptima a la hora de posicionar con éxito una página web.

Los enlaces nofollow tienen un atributo en el código html. Dicho de otra manera, se especifica en lenguaje de internet que se trata de enlaces que no deben ser seguidos.

Google lee el código e interpreta que son enlaces que no debe seguir. De este modo, no se le otorga autoridad aunque se enlacen sendas páginas web. Aunque enlacen tu web o contenidos, no ganarías autoridad. Tu valoración ante Google permanece igual, no aumenta tu autoridad. Por ello, tampoco impulsas el SEO de tu web.

Cómo entender los enlaces no follow

Los enlaces no follow no son los mejor valorados y se puede pensar que no generan grandes beneficios.

Aunque es cierto que no generan autoridad en tu página, tampoco hay que valorarlos como algo negativo.

Por el contrario deberían considerarse como meramente neutros. Google valora muy positivamente que tu web tenga enlaces no follow. Pero no valora positivamente que el porcentaje de enlaces do follow sea mucho superior a los no follow. Se considera que es una buena proporción cuando se reciben entre 30 y 70 enlaces no follow.

Los autores deben esforzarse por conseguir enlaces do follow reales y no artificiales. Si a cambio solo se consiguen enlaces no follow, no es lo más conveniente pero tampoco es un hándicap. En este caso, deberías esforzarte y seguir trabajando, usando otras estrategias webs, para conseguir enlaces de calidad.

Por otro lado, otro aspecto a tener en cuenta es que los enlaces que puedas recibir, en comentarios, por ejemplo, son enlaces no follow. Enlazan otras webs desde la tuya, no generan autoridad pero sí tráfico de visitas. Y no dependen de ti.

¿qué es un backlink?

¿qué es un backlink?

¿Qué es un Backlink?

La palabra backlinks o enlace de regreso te la encontrarás muy a menudo cuando intentes optimizar tu web ya que estos son muy importantes para tu posicionamiento SEO y tienen mucha relevancia para Google y sabemos que el buscador más importante.

Pero… ¿Realmente sabes qué son los Backlinks?

El mundo del SEO en la actualidad no se entiende sin el término backlink ligado a él.

Y es que estos enlaces son una parte  fundamental, por no decir de las más importantes, dentro de cualquier estrategia de posicionamiento web.

Por backlink entendemos cualquier enlace que hay en otras páginas con dominio diferente al tuyo y que apuntan a una dirección de tu dominio.

Por ejemplo si tienes un blog sobre el mundo del motor y otro blog, web de ventas de coches, revista o periódico te menciona e incluye un enlace hacia cualquier parte de tu página, decimos que tu blog tiene un nuevo backlink.

Diferencia entre backlink y un referring domain

En muchas herramientas de SEO y artículos especializados  sobre posicionamiento web se pueden encontrar los términos ‘backlink’ y ‘referring domain’.  Pues bien, «referring dimain» no es otra cosa que el dominio de referencia.

Conviene que tengas claro en qué se diferencian para poder analizar correctamente el SEO de una web.

Si hemos dicho que entendemos backlink como un enlace entrante desde otra página que apunta hacia la tuya propia, puede darse la situación en la que una misma página incluya diferentes backlinks hacia tu web en distintos artículos.

Cada uno de esos enlaces es un backlink distinto, pero es un mismo referring domain, ya que, provienen de un mismo dominio.

Es decir, si en una misma página consigues seis enlaces apuntando a la tuya, diremos que tienes seis backlinks y un referring domain, ya que, este último término se refiere al lugar (dominio) del cual provienen los enlaces entrantes, independientemente del número de enlaces entrantes que haya en ese dominio.

Si tu página tiene dos referring domains querrá decir entonces que has conseguido backlinks desde dos dominios diferentes hacia tu web y el número de estos enlaces será como mínimo de dos, uno por dominio, aunque existe la posibilidad de que haya más de un backlink por dominio.

¿Qué son los backlinks?

¿Qué son los backlinks de calidad?

Te vamos a explicar lo que son los buenos backlinks o backlinks de calidad y los que no lo son tanto, y también cómo consiguir los links buenos y cómo evitar los malos backlinks que penaliza Google. O  ¿Cómo construir una buena red de backlinks sin pagar por ellos? Lee los siguientes artículos y descubre la importancia de los backlinks de calidad y tener una gran cantidad de ellos.

¿Qué es el alojamiento Web?

¿Qué es el alojamiento Web?

Te explicamos todo sobre el Alojamiento Web

     Lo primero de todo es decirte que el alojamiento web, también llamado hosting, es el servicio que provee a los usuarios de un espacio en un servidor web donde guardar físicamente los archivos de nuestra web, la base de datos, las cuentas de correo, etc. y que está vinculado con el dominio para que al escribir la dirección URL del mismo, se muestre la información.

     A la hora de elegir un servicio de alojamiento para nuestra web es fundamental asegurarnos de que la empresa que nos lo suministre nos va a dar un servicio de calidad.

     La localización del servidor, su carga de trabajo, el nivel de servicio y el tiempo de respuesta pueden influir notablemente en el tiempo de carga de una página web y en su disponibilidad, factores importantes y cada vez más tenidos en cuenta en el posicionamiento SEO.

    Un servicio de alojamiento web de calidad nos garantiza que nuestra web estará prácticamente siempre operativa y dará tiempos de respuesta adecuados ante las peticiones de los usuarios. Por ello, si se desea dar un uso profesional a la web, no se recomienda usar servidores gratuitos, pues
suelen tener “caídas” frecuentes, tiempos de respuesta más altos y unas garantías de servicio menores.

Pero… ¿qué tipos de alojamientos web hay?

Existen diferentes clases de alojamiento según las necesidades de cada usuario. Los principales son:

Alojamiento Web «gratuito»

Existen empresas que ofrecen alojamiento web gratuito, a pesar del coste de infraestructura que deben soportar. El motivo es que intentan captar clientes atrayéndoles con la oferta para luego intentar venderles la opción de pago.

     Ofrecen recursos muy limitados al usuario (espacio disponible, tráfico de datos, etc.) que suelen hacer inviable utilizar este servicio como opción a largo plazo, y cuando el usuario se da cuenta de esas limitaciones, prefiere pagar un poco más y elegir la opción de pago antes que buscar otro hosting y tener que hacer una
migración, que en ocasiones puede resultar costosa. Otra forma de financiarse es incluyendo publicidad en los sitios web de los usuarios.

     Por ejemplo, wordpress.com, el servicio de blogs, Blogger.es o el propio Google My  Business suministran gratuitamente un dominio y un alojamiento, dando además un servicio aceptablemente bueno. No obstante, si el usuario desea evitar la publicidad o usar su propio dominio, debe subscribirse a un plan Premium. Pero hay numerosas empresas que suministran servicios similares más o menos completos, por lo que en caso de estar interesados, es mejor investigar un poco previamente y comparar opiniones de usuarios.

Alojamiento Web “compartido”

     Este tipo de servicio consiste en alojar clientes de varios sitios en un mismo servidor, utilizando un software de servidor web. Ofrecen precios reducidos y un buen rendimiento, así que es una buena opción para mayoría de personas y pymes que quieren tener presencia en internet y no registran decenas de miles de visitas mensuales.

     No obstante, este tipo de alojamiento tiene ciertos inconvenientes asociados precisamente al hecho de compartir el servidor con muchos otros clientes, y es que los recursos compartidos pueden dar problemas puntualmente, si el servidor está muy masificado o alguno de los clientes hace un uso intensivo. Tened en cuenta que un servidor web es un ordenador con unas características especiales (disco duro, memoria, procesador, sistemas de respaldo…) adaptadas al uso que se le va a dar. Si se le da un sobre-uso se puede provocar tráfico lento y errores individuales que afectan a todos los clientes.

Alojamiento Web «dedicado»

     A diferencia del alojamiento compartido, es un servicio exclusivo en el que el cliente no comparte los recursos del servidor con otros clientes, con lo que se optimiza su uso y el servicio es de mayor calidad. Este tipo de alojamientos suelen ser más caros, porque además del servicio de alquiler del alojamiento, hay que pagar el mantenimiento y administración del propio servidor, pues aquí el cliente tiene ciertos permisos para hacer lo que quiera dentro de su espacio. Son más seguros y estables, lo que permite utilizarlos de forma profesional por grandes empresas y por clientes que tienen requerimientos especiales de rendimiento, configuración o seguridad.

     A veces este servicio es utilizado también por empresas que son revendedores, es decir, que dan servicio a sus propios clientes para que estos no tengan que acudir de manera independiente. Los servidores dedicados pueden ser administrados por el cliente o por la empresa que los provee. El cuidado físico del aparato y su conectividad a Internet está generalmente a cargo de la empresa que provee el servidor. Se suelen localizar en centros de datos.

Alojamiento Web virtual (VPS)

Es una solución intermedia entre los alojamientos compartidos y los dedicados. Este servicio consiste en alojar el sitio web en un hardware virtual que se ejecuta dentro de un servidor compartido. Cada servidor virtual tiene su propio sistema operativo independiente, por lo que tiene una de las ventajas del alojamiento dedicado, ya que se puede reiniciar ante un fallo sin afectar a los demás. Como desventaja, al igual que el compartido, es que los recursos generales como memoria y procesador siguen siendo compartidos.

KeyWords o Palabras Clave de una página web
Alojamiento Web Banner Romeo & Juliet Marketing Agency

Factores a tener en cuenta a la hora de elegir el alojamiento Web

Tecnología soportada

     La primera decisión que tenemos que tomar en la elección de nuestro alojamiento es si sus características técnicas responden a nuestras necesidades. Por una parte, tenemos que saber qué sistema operativo utiliza y la tecnología web que soporta. Por ejemplo, si necesitamos un servidor Windows o un servidor Linux, si el lenguaje de programación de nuestra web es PHP,
JSP, ASP o .NET…

     Así pues, es imprescindible que el alojamiento sea compatible con las especificaciones técnicas de nuestra web.

Capacidad y límites

     Es muy importante tener claro cuál es la capacidad de nuestro alojamiento en términos de espacio en disco y transferencia de datos mensual.

    El espacio en disco es el espacio usado por los ficheros de la web, así como la base  de datos y las cuentas de correo.

     La transferencia es el límite total de datos subidos y bajados, de manera análoga a como lo ofrecen las empresas de telefonía móvil. Por ejemplo, 1 “Giga” de transferencia mensual nos da derecho a que los usuarios suban y bajen datos en conjunto por hasta esta cantidad en un mes.

Si se sobrepasan las cantidades contratadas, la web puede dejar de funcionar. Suele haber unos avisos por correo electrónico y n panel de control desde donde revisar estos datos y es sencillo pasarse a un plan superior.

Ubicación física del alojamiento

     Uno de los factores que tienen en cuenta los buscadores para el posicionamiento es la ubicación física de los usuarios que realizan las búsquedas. Si tu portal web da servicio en un país, lo recomendable es contratar un servidor que esté ubicado en el mismo territorio. Aunque los datos viajan a velocidades muy altas por la red, un servidor que esté a miles de kilómetros es más probable que tenga retardos mayores en la respuesta a las peticiones. No es un factor extremadamente relevante, pero tiene su importancia.

Si quieres un posicionamiento internacional, lo más aconsejable es utilizar una CDN (Content Delivery Network). Una CDN simplemente se basa en un conjunto de servidores que almacenan copias de los recursos estáticos (archivos que no suelen cambiar con frecuencia) de una web como pueden ser: imágenes, vídeos, CSS, Javascript…, y que están ubicados en puntos diversos de una red mundial para poder servir sus contenidos de manera más eficiente.

     Imaginemos que tenemos una Web que vende productos a nivel internacional y nuestro servidor está geolocalizado en EEUU. Si un usuario en Australia accede a nuestra Web, el navegador tiene que hacer una petición al servidor web, localizado en EEUU, por lo que la latencia será bastante alta y, por lo tanto, el tiempo de respuesta y de carga de la web se prolongará. Sin embargo, si tenemos los recursos estáticos de la web distribuidos en una CDN a nivel mundial, el navegador realizará la petición al servidor más cercano que disponga de esos recursos, en este ejemplo, un servidor en Australia, por lo que el tiempo de carga de la Web disminuirá.

     Existen empresas como maxcdn.com que ofrecen servicios de CDN que se pueden integrar de forma sencilla en CMS como WordPress. Aun así, este proceso requiere de ciertos conocimientos técnicos para poder ser implementado.

     Podemos comprobar si una web está usando una CDN con la herramienta gratuita http://www.webpagetest.org/ 

www.webpagetest.org

Velocidad de carga y tiempo de respuesta

     Es un factor cada vez más crítico para el SEO. Los robots de los motores de búsqueda dedican un tiempo limitado a rastrear la web e indexar páginas. Por esta razón, cuanto menor sea el tiempo de carga de nuestra web, más páginas indexarán.

     Desde el punto de vista de la usabilidad de la web, los usuarios tienen poca paciencia, por lo que cualquier retardo en la carga de una web supone que más usuarios abandonen el sitio, con la repercusión que ello puede tener en las ventas. Esto es especialmente delicado en sitios web de alto tráfico (millones de visitas). Un retardo en la carga de unas pocas décimas puede suponer perder miles de visitas.

     Lo mismo ocurre en el caso de los sitios web visitados desde dispositivos móviles. Google (el buscador de referencia) siempre quiere ofrecer los mejores resultados a sus usuarios, así que penaliza a los sitios web en los que el tiempo de carga o de respuesta sea más alto de lo normal.

     Hay que tener en cuenta también que, por muchos esfuerzos que hagamos en optimizar nuestro tiempo de carga, el alojamiento que hayamos contratado puede tener una gran influencia e incidir decisivamente en el retardo, ya sea por haber contratado un servidor con recursos insuficientes o por la lejanía del mismo de nuestro público. Cuanto mayor sea el número de visitantes que tengamos, más exigentes tendremos que ser con ello.

Fiabilidad y disponibilidad del Alojamiento Web

Contratar un alojamiento compartido o de baja fiabilidad puede provocarnos problemas de indexación (que el rastreador no encuentre la web porque el servidor se haya caído) y problemas con los usuarios, lo que al final puede suponer penalizaciones en términos de posicionamiento.

Reputación e IP propia

Hace un tiempo se podía asegurar que compartir alojamiento con otras webs era muy significativo a la hora de posicionar nuestra web, pero tras los cambios que hizo Google en su algoritmo con la llegada de Panda y Penguin, la realidad es que el rendimiento de las IP únicas y compartidas, desde el punto de vista del SEO, es muy parecida. No obstante, sí que es importante a nivel de reputación en el sentido de que si  utilizamos un alojamiento compartido y otro cliente de ese mismo servidor (con el que compartiremos la misma IP) ha violado las directrices de Google o ha sufrido algún tipo de pirateo, puede afectarnos también a nosotros.

Conclusiones

Debemos contratar un hosting de calidad, que ofrezca buenos tiempos de respuesta, alto nivel de servicio y ubicado físicamente en el mismo país al que vamos a orientarnos. Por supuesto, siempre proporcional al número de visitantes que
tengamos.

Alojamiento Web Banner Romeo & Juliet Marketing Agency

El dominio Web en el SEO

El dominio Web en el SEO

¿Qué es el Dominio Web?

Un dominio es un grupo de caracteres alfanuméricos que se traducen a una dirección IP. 

La dirección IP de un dominio se corresponde con el servidor web donde tenemos alojada nuestra web. Para traducir el dominio a la IP del servidor se utilizan los servidores de nombre de domino (Domain Name System o DNS ).

El dominio o nombre de nuestra web

Una de las decisiones más importantes con que nos encontramos a la hora de comenzar
con un proyecto web es el nombre del dominio. Es muy importante seleccionar un dominio adecuado ya que cambiarlo a posteriori es algo bastante costoso y nada recomendado, y tiene implicaciones en el posicionamiento.

 

El registro del Dominio Web

El registro de los dominios está regulado a través de un organismo internacional cuyo nombre es ICANN (Corporación de Internet para la Asignación de Nombres y Números). Es una organización sin ánimo de lucro que se creó en EEUU en 1998. ICANN delega a su vez la gestión de algunas extensiones en otros organismos, como la ESNIC para el caso del dominio .ES, AFILIAS para los .INFO o EURID para los .EU, entre otros.

En el caso de España, ESNIC es la autoridad competente para gestionar el registro de los dominios .ES. Su nombre viene de las siglas ES (por la extensión) Network Information Center y está dentro de la Entidad Pública RED.ES, que pertenece al Ministerio de Industria, Energía y Turismo.

¿Cómo Elegir nuestro Dominio?

Vamos a analizar diferentes factores a tener en cuenta a la hora de elegir nuestro dominio y cómo pueden afectar al posicionamiento SEO de nuestra web.

Características de un dominio

El nombre y tipo de dominio deben ser coherentes con nuestros objetivos. Para tomar una decisión adecuada debemos tener claro qué queremos ofrecer y a quién queremos dirigirnos, es decir, cuál es nuestro público objetivo.

Si nuestro público está en España, podemos buscar nombres creativos en castellano, que coincidan con algo propio de la cultura española. Si nuestro objetivo es dirigirnos a un mercado internacional, debemos asegurarnos de que el nombre del dominio no coincide con alguna expresión coloquial en otro idioma que pueda perjudicar nuestro producto o servicio.

Ante un público objetivo joven, podemos utilizar palabras o juegos de palabras que forman parte de su jerga específica, pero tenemos que tener en cuenta que con ese dominio será difícil llegar a otro segmento de edad que no sepa identificar  ese lenguaje con nuestro producto.

En el caso de que nos dirijamos a un público más maduro, sería conveniente elegir un nombre más serio y clásico.

Marca y palabras clave

Otro de los criterios que tendremos que abordar será si queremos que el nombre del dominio incluya el nombre de nuestra marca o no. En el momento en el que registramos nuestra marca, tenemos derecho al dominio .ES que la contiene, por lo que se puede dar el caso contrario, que elijamos un nombre que contenga otra marca comercial que no sea nuestra. Así que debemos comprobarlo antes de elegirlo, pues puede ser que una vez que hagamos la inversión de ponerlo
en marcha, tengamos que cambiarlo.

La consulta y registro de nombres y marcas en España (no de dominios) se realiza desde la Oficina Española de Patentes y Marcas (www.oepm.es). Desde esta página podemos consultar si hay algún nombre comercial o marca registrados que coincida total o parcialmente con el nuestro:

http://sitadex.oepm.es/Localizador/homeLocalizador.jsp

Si nuestro dominio contiene el nombre de la marca será más fácil que los buscadores y los usuarios nos encuentren cuando se busque sobre ella.

No obstante, una práctica muy extendida en SEO es utilizar un dominio que contenga la palabra clave principal para la que nos queremos posicionar. El hecho de que la palabra clave aparezca en el nombre del dominio, es un factor que tiene cierta influencia, aunque en la actualidad es menor. Hace unos años, por el simple hecho de disponer de un dominio con coincidencia exacta de palabra clave, era fácil que nuestra web se posicionara en los primeros resultados para esa búsqueda, aunque el contenido fuera puro spam o de baja calidad. Pero desde la actualización de Google EMD, ya no es suficiente con tener un nombre de dominio relevante, y es necesario disponer de contenido de calidad y muy vinculado con la palabra clave. Por lo tanto, todavía puede tenerse en cuenta para la creación de pequeños sitios orientados a búsquedas muy concretas o si no disponemos de una marca por la que nos queramos identificar, pero en el resto de casos, no debe ser un factor crítico en nuestra decisión.

Longitud y características tipográficas

Ante todo, no podemos olvidar que queremos que nuestro dominio sea fácil de recordar y de escribir. Para lograrlo, tenemos que centrarnos en buscar palabras cortas y que se identifiquen totalmente con nuestro producto o servicio, así como con nuestra marca. Si alguien conoce nuestra empresa y quiere buscarla en Internet, lo primero que hará será introducir nuestro nombre comercial o mercantil, y nosotros tenemos que hacer todo lo posible para facilitarle que nos encuentre.

En el caso de que se trate de alguien que no nos busca a nosotros, sino a nuestros productos, debemos utilizar las palabras más cortas y naturales posibles. Esa naturalidad debemos llevarla también al terreno tipográfico. Utilizar caracteres tipográficos como guiones o números hará la búsqueda más complicada.

En España, desde noviembre de 2007 se permite registrar dominios .es con “ñ” y con tilde. Sin embargo, debido a la peculiar codificación de estos caracteres, no los recomendamos como estrategia SEO.

Dominio Web

Extensión del dominio

Una vez que tenemos claro cuál es el nombre de nuestro dominio, tenemos que elegir cuál va a ser su extensión.

Tipos de Extensiones
Dominios de nivel superior genéricos

Denominados gTLD (generic top level domains) son dominios genéricos y que no vienen definidos por un ámbito geográfico o sectorial determinado. Los más conocidos son .com, .net, .org, .edu, .info, .biz…

.COM: Es el más utilizado. Sirve para cualquier tipo de página web y lo suelen utilizar empresas comerciales, y otras organizaciones.

.ORG: Es utilizado principalmente por instituciones sin ánimo de lucro y  ONGs.

.NET: Este dominio está orientado a empresas e instituciones relacionadas con servicios de internet y tecnología, pero puede utilizarlo cualquier tipo de empresa.

Dominios de nivel superior geográficos

Denominados ccTLD (country code top level domains), son dominios que están asociados a un lugar geográfico determinado. Son ejemplos de ámbitos nacionales, .ES en España, .FR en Francia, .IT en Italia, o .DE en Alemania, de ámbitos supranacionales .EU, que se refiere al ámbito europeo, o .CAT a nivel regional, que se refiere al ámbito de Cataluña.

La razón de escoger una de estas extensiones es nuestra preferencia de ser asociados al país/región con el que está relacionado, o que nuestro ámbito geográfico sea claramente éste y nos beneficie a la hora de conseguir nuevos clientes.

Subdominios o dominios con extensiones múltiples

Dominios del tipo .COM.ES, .NOM.ES, .ORG.ES o que incluyen algún subdominio como:

misubdominio.dominio.com

Dominios especiales

Hay dominios que se utilizan en ámbitos muy específicos: 

.GOB.ES, reservado a organismos públicos o gubernamentales

.EDU.ES, reservado a instituciones de enseñanza o investigación españolas.

Nuevas extensiones de dominio

ICANN es la entidad que gestiona todas las peticiones de nuevas extensiones, y se han solicitado en torno a 1900 nuevas extensiones muy diferentes a las actuales.

Por una parte se han solicitado extensiones genéricas de profesiones y sectores muy diferentes (alimentación, tecnología, turismo, deportes, salud, etc.) y por otra, extensiones de uso privado, específicas para empresas o entidades.

Ejemplos de nuevas extensiones: .BCN .BARCELONA. ABOGADO .APP .ART .BLOG .AUTO .CASA .CLOUD .FUTBOL .MADRID .JUEGOS .HOTEL .SHOP .RESTAURANT .VIAJES .TOURS .LEGAL, etc…

Influencia de la extensión del dominio en el posicionamiento SEO

Oficialmente Google ni ningún otro buscador se han manifestado sobre si la extensión del dominio influye en el posicionamiento. Por lo tanto, teóricamente todas las extensiones deberían partir en igualdad de condiciones a la hora de posicionarse.

No obstante, para posicionarnos en un país concreto, recomendamos usar o bien un dominio con una extensión genérica o bien un dominio con la extensión de dicho país, para que los usuarios asocien la web más fácilmente con su país. Lo que no parece una buena práctica es usar una extensión de dominio de un país para posicionarnos en otro país. En ese caso, mejor usar extensiones genéricas. Y si nos queremos dirigir a varios países, entonces recomendamos usar una extensión genérica de dominio que servirá para todos, o bien una extensión de país para cada país, y una genérica para el resto de países.

.COM es la extensión genérica más utilizada porque es la primera que se creó. Por lo tanto, es más fácil de recordar y nos sirve para todos los países e idiomas. El problema de esta extensión es su baja disponibilidad, ya que la mayoría de dominios ya están siendo usados o han sido reservados.

.ES igualmente una buena opción si el público al que está orientada nuestra web es de España.

.NET y .ORG son una buena alternativa cuando no existe disponibilidad de las anteriores.

Si el sitio web tiene una extensión no asociada a ningún país como, por ejemplo, .com u .org, se puede indicar a Google a través de la herramienta Google Search Console el país o países a los que se dirige el sitio.

En el caso de dominios con extensión de país, Google realiza la asociación de forma
automática y no es posible modificarla.

¿Cómo se determina la ubicación de un sitio web si no usamos Search Console?

Si no se introduce la información de país en Google Search Console y estamos ante un dominio no vinculado a algún país, se tendrá en cuenta la dirección IP (que está asociada al servidor donde tenemos alojado el sitio web), el idioma, información de localización en la página, datos de Google My Business…

Dominios y subdominios

WWW es el subdominio por defecto, si bien es posible no usarlo, denominando a la home de nuestra web, por ejemplo:

http://misitioweb.com

En otros casos, los subdominios se suelen reservar para los casos en que queremos dividir un sitio web o incluso un dominio en secciones o sitios independientes. A nivel de SEO, los subdominios se consideran sitios web independientes, debiéndolo tener en cuenta cuando se aborde la estrategia de generación de enlaces, ya que esto puede suponer dividir la popularidad del sitio web.

Analicemos un caso típico.

Ejemplo. Supongamos que queremos crear un sitio web donde informemos de nuestra empresa, servicios, etc. y, por otro lado, queremos crear también un blog.

Dispondremos de 3 opciones: 

1. Incluir el blog en un directorio dentro del dominio de la web como, por ejemplo, www.misitioweb.com/blog.

En este caso, toda la popularidad que consigamos mediante enlaces repercutirá automáticamente en el blog, puesto que este es un subnivel dentro del sitio web. A nivel de optimización, trabajaremos con un solo sitio web con una estrategia unificada. El blog, por otro lado, como generador de contenido nos ayudará a posicionar también el resto de páginas del sitio web. Sitio web y blog serán considerados como un todo, por lo que, a nivel de marca, no podremos independizarlo.

2. Incluir el blog en un subdominio como, por ejemplo, blog.misitioweb.com En este caso, el blog tendrá su propia estrategia de posicionamiento, que no influirá en la del dominio de nuestra web. Aumentar la popularidad del blog no tendrá impacto en la web, si bien, en el caso de enlazarlos al menos una parte de la popularidad se transmitirá del dominio al subdominio y viceversa. No obstante, a nivel de marca, todavía se podrán identificar como una misma entidad.

3. Trabajar con dos dominios independientes, uno para el sitio web y otro para el blog como, por ejemplo, miblog.com y misitioweb.com. A nivel de SEO es lo mismo que en el caso anterior, pero a nivel de marca, no podrá vincularse uno con otro, y quedarán totalmente independizados.

¿Cuándo usar cada opción?

Nuestra opinión es la siguiente:

La primera opción es la mejor cuando el blog es un complemento del sitio web, el sitio web sin el blog apenas va a variar su contenido y queremos unificar toda la estrategia de posicionamiento en un solo dominio. 

La segunda opción es mejor cuando queremos dar más importancia al blog que al sitio web y nuestra estrategia de posicionamiento está más centrada en el blog, pero sin independizarlo de nuestro proyecto de empresa. Es decir, queremos que los usuarios sepan que el blog y el sitio web son parte del mismo proyecto. 

La tercera opción es en cierta medida similar a la segunda, con la diferencia de que en este caso el blog estaría totalmente independizado del sitio. Sería simplemente como tener 2 sitios web, cada uno con su estrategia de posicionamiento diferenciada y, además, sin que los usuarios sepan que son dos sitios del mismo propietario. 

 

Disponibilidad del dominio

Uno de los principales problemas con que nos encontramos a la hora de registrar nuestro dominio es el hecho de que ya esté siendo usado por otra persona o empresa. Hay varias herramientas para obtener información acerca del dominio que nos interesa, pudiendo averiguar si está disponible, si ha sido bloqueado por Google o ver el historial del nombre.

Comprueba Aquí

Las herramientas más significativas son:

Whois.net, es una herramienta con la que podemos obtener información básica del
dominio, como ubicación del servidor, o quién es el propietario.
https://whois.icann.org/es/acerca-de-whois

Domain History from Domain Tools, ofrece información del historial del nombre del dominio.

http://whois.domaintools.com

Google Banned Checker, nos permite conocer si el nombre del dominio está
bloqueado (baneado) por Google.

http://www.iwebtool.com/google_banned

Aparte de esta herramienta, también existen indicios por los que se puede deducir si sobre un dominio existe algún tipo de penalización. Es muy importante realizar está comprobación antes de registrar un dominio nuevo, ya que en el pasado pudo estar registrado y haber recibido algún tipo de mala práctica como (Spam, enlaces tóxicos…).

Podéis leer más sobre cómo saber si un dominio está penalizado o no en este artículo:

http://www.idento.es/blog/seo/como-saber-si-un-dominio-esta-penalizado/

Domains Bot, sirve para localizar dominios disponibles a partir de unas palabras clave suministradas. 

http://www.domainsbot.com

DomCop, sirve para localizar dominios expirados con altas métricas y autoridad SEO, ideal para conseguir dominios con bastante antigüedad y con altas métricas de PR, DA, PA, CF, TF…

https://www.domcop.com/

Antigüedad y caducidad del dominio

La antigüedad del dominio es un factor que tiene cierta influencia en el posicionamiento SEO. Es por ello que todavía hay muchos sitios web poco optimizados pero muy antiguos que permanecen en los primeros lugares de algunas búsquedas.

El criterio de Google es que cuanto más antiguo sea el dominio, más confianza ofrece

por lo tanto, favorece su posicionamiento, siempre que no haya sido penalizado anteriormente y que haya tenido contenido.

Existe también la posibilidad de comprar un dominio que ya haya sido registrado por otra persona, si esta está dispuesta a venderlo. No obstante, se debe tener cuidado y asegurarse de que ese dominio no tenga ninguna penalización. En este caso, los precios pueden ser muy variables, desde unas decenas de euros hasta varios miles.

Por otro lado, también tiene una influencia positiva una mayor fecha de caducidad del dominio. Los dominios tienen un periodo de renovación anual, pero existe la posibilidad de renovarlos por un periodo mayor, de varios años (incluso en ocasiones con descuento). Google valora positivamente aquellos dominios cuya fecha de expiración es mayor, porque sugieren que son proyectos serios a largo plazo. Por ello, si vuestro proyecto web es a largo plazo, y teniendo en cuenta el coste tan bajo de un dominio, recomendamos realizar una renovación por 5 años.

Podéis comprobar la edad de un dominio aquí:

http://www.webconfs.com/domain-age.php

Registro de varios dominios para una web

Es posible que nos interese registrar varios dominios para una misma web, o el mismo nombre con diferentes extensiones. El principal motivo para hacer esto es protegernos de que otros puedan registrarlo y lleguen a tener un dominio similar al nuestro, algo que puede generar confusión, especialmente cuando hablamos de dominios de marcas.

Si disponemos de varios dominios diferentes para un solo sitio web, los robots de los buscadores como Google o Bing podrían interpretar que cada uno de esos dominios lleva a una web diferente, lo que nos ocasionaría problemas de indexación o de contenido duplicado. Para evitar este problema, debemos seleccionar cuál va a ser el dominio principal y configurar una redirección de tipo 301 en el resto de dominios, para que apunten al principal. De esta forma, cuando un usuario entre en el dominio secundario, el URL cambiará y se redireccionará al usuario al dominio principal, y el robot de búsqueda también se enterará. Si lo hacemos así, los dominios secundarios no serán tenidos en cuenta para el posicionamiento, con lo que tampoco nos darán problemas de contenido duplicado. Esto se puede hacer desde el panel de vuestro proveedor de dominios o alojamiento. 

Esta práctica también es necesaria cuando queremos cambiar de un dominio a otro y no queremos que los usuarios que acceden al dominio antiguo sean llevados a una página de error. 

No obstante, y aunque hay métodos que limitan el impacto de un cambio de dominio, no se puede asegurar que al cambiar el dominio se mantendrá el posicionamiento.

¡¡Atención!!

Reservar varios dominios y tenerlos aparcados (que todos ellos lleven al mismo contenido, pero sin que medie una redirección) supone tener el contenido duplicado, por lo que es una mala práctica de cara al SEO. La única forma de posicionar varios dominios por separado, es disponer de contenido original e independiente en cada uno de ellos.

SEO desde el Principio

SEO desde el Principio

SEO desde el Principio.

En este artículo tratamos de aclarar conceptos  SEO desde el comienzo para personas que quieren aprender o informarse.

Lo primero que hay que dejar claro es que  el SEO no es inmediato ni instantáneo y en segundo lugar que el SEO que de una empresa o negocio no es el mismo que el de otra. Por eso hay que saber muy bien quién es nuestro cliente o usuario.

Sigue el índice inferior si quieres acceder directamente a un tema en concreto.

¿Qué es SEO?

 SEO es la abreviatura de “Search Engine Optimization” (Optimización en Motores de Búsqueda) y consiste en mejorar la visibilidad de un sitio web para que este aparezca más visible en los resultados orgánicos de los buscadores. El SEO también es conocido como posicionamiento en buscadores, posicionamiento natural o posicionamiento web.

Objetivo

El objetivo que tenemos es aparecer en las  posiciones más altas posibles de los resultados de búsquedas orgánicas para una o varias palabras concretas (keywords) que han sido previamente seleccionadas y son relevantes en el contenido de nuestra web. Con ello se conseguirá aumentar el tráfico de visitas y, por ende, de contactos, ventas, ingresos publicitarios, etc.

SEO también es

El término SEO también es utilizado para referirse a las personas que desempeñan el trabajo de posicionamiento.

Tradicionalmente las personas que se dedicaban al SEO solían tener un perfil técnico (programadores, diseñadores web, etc.) pero con las nuevas tendencias del SEO cada vez es más importante los conocimientos sobre Marketing, Social Media y  Comunicación. 

Con todo esto podemos determinar que  SEO es una disciplina del marketing online junto a otras como el SEM (Marketing en buscadores), SMM (Social media Marketing), Email Marketing, Analítica Web, etc.

Es muy importante entender que el SEO es un trabajo a medio y largo plazo y que los resultados no están de ningún modo garantizados, tardando a veces varios meses en ver progresos.

El número de palabras clave (KeyWords) a posicionar es limitado y depende mucho de la cantidad
de páginas de las que esté compuesta la web. Por ello, tenemos que tener una buena estructura del sitio web y la selección inicial de las palabras clave son aspectos fundamentales.

Además, es imposible garantizar los resultados ni la posición que obtendrá nuestra página para una palabra clave en un periodo de tiempo determinado, ya que en el posicionamiento SEO existen muchas variables que no pueden ser controladas, como los cambios en los algoritmos de indexación de los buscadores.

Las diferentes tareas o acciones del posicionamiento SEO desde el comienzo se pueden dividir en dos grandes bloques:

1. SEO On-page: las que se realizan internamente en la web.

El SEO On-page representa lo que nosotros decimos de nuestro sitio web, mientras que el SEO Off-page representa lo que dicen los demás.

 

2. SEO Off-page: las que se realizan fuera del sitio.

Cuota de Mercado de Google

Cuota de Mercado de Google

#

Cuota de Mercado de Google

más de un 92% de las búsquedas a nivel mundial las realizamos con el famoso buscador
$

Ojo con Safari

Los anelados usuarios de apple
#

Bing, Yahoo!, Baidu o Yandex

Los otros buscadores

Cuota de Mercado de los buscadores en todo el mundo.

Los chicos de Google™ parece que van a seguir siendo los reyes por mucho tiempo…. a la hora de acaparar los resultados de búsqueda que realizamos los usuarios.  Según las estadísticas de StatCounter, más de un 92% de las búsquedas a nivel mundial las realizamos con el famoso buscador, muy lejos están todavía sus competidores, Bing, Yahoo!, Baidu o Yandex.

Cuota de Mercado de los buscadores en España

Y en España, pues aquí el tema todavía es más favorable para Google, casi el 96% de las búsquedas las realizamos a través de su tecnología, el resto de competidores en el mercado de buscadores, están a “años luz” de hacerle sombra algún día al buscador por antonomasia en el mundo de Internet, como puedes ver en el siguiente gráfico.

Podremos decir, bueno esos tipos de esa web les paga Google o a saber de dónde sacan esos datos, bueno pues también la gente de Netmarketshare, que realiza estudios de este tipo, ofrece datos y parece que están bastante encaminados, aquí muestran una cuota de mercado de Google del 77% a nivel mundial, con el resto de buscadores más locales como Baidu o Yandex, bastante lejos de esas posiciones.

Hegemonía en la Cuota de Mercado de Google

Como vemos, la  hegemonía global de Google en sus actividades de búsquedas, navegadores y sistemas operativos para plataformas móviles no tiene freno. Sus rivales, lejos de plantear batalla al líder, pierden cada mes cuota de mercado ante el coloso de Mountain View. Su dominio avasalla sin que se atisbe ningún cambio de tendencia en el horizonte.

Según los datos de la consultora NetMarket Share correspondientes al pasado marzo, Google supera con creces la mayoría absoluta en el mercado de navegadores online gracias al 58,64% que disfruta Chrome, casi tres veces más que el 18,95% de Internet Explorer o el 11,79% de Firefox. Muy lejos de los anteriores aparecen Microsoft Edge, con el 5,51% y Safari de Apple con el 3,37%. Tanto Internet Explorer como Safari cedieron cuota frente al líder en el último mes, mientras que Firefox apenas ganó 11 décimas, las mismas que a su vez incrementó Chrome.

Motores de búsqueda

En el segmento de motores de búsqueda, Google también ostenta el dominio global, tanto en la categoría de escritorio como en el de dispositivos móviles. Entre los primeros, según Stat Counter, el buscador de Google disponía el pasada marzo de una cuota del 92,31%, frente al 2,96 por ciento de Bing, el 2,2% de Yahoo y el 1,05%de Baidu. Por su parte, Net Marker Share anota menores porcentajes para Google, con el 77,8% en todo el mundo, frente al 7,96% de Bing de Microsoft o el 6,39% de Yahoo. La china Baidu suma el 6,37% de ese negocio y el resto de los buscadores se reparte el 1,46%.

Dipositivos móviles

En la pujante categoría de dispositivos móviles (smartphones y tabletas, principalmente), el buscador de Google eleva su influencia global hasta el 93,76%, según Net Marker Share. Las migajas del mercado de búsquedas en movilidad se la reparten Yahoo, con el 4,01% y Bing, con el 1,06%.

Asimismo, se produce una posición de dominio de Google en el mercado de sistemas operativos para dispositivos móviles, con cuotas del mercado que en España alcanzan el 92,2%, 2,2 puntos porcentuales más que hace un año, según los últimos datos de Kantar Worldpanel ComTech, correspondiente a los tres meses que acabaron el pasado febrero de 2017. También creció la plataforma Android en la región EU 5 (Reino Unido, Alemania, Francia, Italia y España), donde ha pasado del 74,3% de 2016 al 75,2% del total de smartphones vendidos durante el periodo de referencia. Por su parte, el iOS gana 2,7 puntos y ahora representa el 21,8% de las ventas. Las mismas fuentes destacan otros mercados donde la cuota de Android ha crecido de forma considerable durante este periodo: Japón (con el 5,7% más) y Australia (4,4% más).

Sistemas Operativos

En el segmento de sistemas operativos para ordenadores, la posición de dominio global pertenece a Microsoft, con el 91,59% del total. Por su parte, en el universo de redes sociales, y según datos recopilados en el boletín de estadísticas de Statista, «el 80% de las personas tiene una cuenta de Facebook». Entre otros detalles, el gigante social ya supera los 4.000 millones de usuarios en todo el mundo, contando los suscritos a WhatsApp e Intagram.

Publicidad Digital

La posición de poder de Google también se replica en el mercado de la publicidad digital. Según previsiones de eMarketer para este año, la compañía de Sergei Brin defenderá su liderazgo global, sólo disputado por Facebook. Así, entre ambos colosos se repartirán este curso el 60 por ciento de la publicidad online en todo el mundo. En este negocio, los expertos de eMarkerter aventuran un crecimiento de la publicidad digital de Facebook del 20 por ciento, con la aportación de Instagram.

Por su parte, la participación de Google perderá algo de fuerza para situarse en el 40,7%. La cuota de Snapchat prevista para este curso rondará el 1,2% en el negocio de la movilidad, mientras que Twitter podría recortar sus ingresos publicitario hasta el 1,6% a lo largo de este año, según las estimaciones de eMarkerter.

Las Redes Sociales el asunto pendiente

En el mercado de redes sociales, los analistas de Stat Counter conceden a Facebook una presencia entre los internautas del 87,15%, frente al 6,53% de Pinterest, el 3,65% de Twitter y el 0,97% de Tumblr. Por su parte, los expertos de Statista cifran el porcentaje global de Facebook en el 79,48%.