fbpx
El dominio Web en el SEO

El dominio Web en el SEO

¿Qué es el Dominio Web?

Un dominio es un grupo de caracteres alfanuméricos que se traducen a una dirección IP. 

La dirección IP de un dominio se corresponde con el servidor web donde tenemos alojada nuestra web. Para traducir el dominio a la IP del servidor se utilizan los servidores de nombre de domino (Domain Name System o DNS ).

El dominio o nombre de nuestra web

Una de las decisiones más importantes con que nos encontramos a la hora de comenzar
con un proyecto web es el nombre del dominio. Es muy importante seleccionar un dominio adecuado ya que cambiarlo a posteriori es algo bastante costoso y nada recomendado, y tiene implicaciones en el posicionamiento.

 

El registro del Dominio Web

El registro de los dominios está regulado a través de un organismo internacional cuyo nombre es ICANN (Corporación de Internet para la Asignación de Nombres y Números). Es una organización sin ánimo de lucro que se creó en EEUU en 1998. ICANN delega a su vez la gestión de algunas extensiones en otros organismos, como la ESNIC para el caso del dominio .ES, AFILIAS para los .INFO o EURID para los .EU, entre otros.

En el caso de España, ESNIC es la autoridad competente para gestionar el registro de los dominios .ES. Su nombre viene de las siglas ES (por la extensión) Network Information Center y está dentro de la Entidad Pública RED.ES, que pertenece al Ministerio de Industria, Energía y Turismo.

¿Cómo Elegir nuestro Dominio?

Vamos a analizar diferentes factores a tener en cuenta a la hora de elegir nuestro dominio y cómo pueden afectar al posicionamiento SEO de nuestra web.

Características de un dominio

El nombre y tipo de dominio deben ser coherentes con nuestros objetivos. Para tomar una decisión adecuada debemos tener claro qué queremos ofrecer y a quién queremos dirigirnos, es decir, cuál es nuestro público objetivo.

Si nuestro público está en España, podemos buscar nombres creativos en castellano, que coincidan con algo propio de la cultura española. Si nuestro objetivo es dirigirnos a un mercado internacional, debemos asegurarnos de que el nombre del dominio no coincide con alguna expresión coloquial en otro idioma que pueda perjudicar nuestro producto o servicio.

Ante un público objetivo joven, podemos utilizar palabras o juegos de palabras que forman parte de su jerga específica, pero tenemos que tener en cuenta que con ese dominio será difícil llegar a otro segmento de edad que no sepa identificar  ese lenguaje con nuestro producto.

En el caso de que nos dirijamos a un público más maduro, sería conveniente elegir un nombre más serio y clásico.

Marca y palabras clave

Otro de los criterios que tendremos que abordar será si queremos que el nombre del dominio incluya el nombre de nuestra marca o no. En el momento en el que registramos nuestra marca, tenemos derecho al dominio .ES que la contiene, por lo que se puede dar el caso contrario, que elijamos un nombre que contenga otra marca comercial que no sea nuestra. Así que debemos comprobarlo antes de elegirlo, pues puede ser que una vez que hagamos la inversión de ponerlo
en marcha, tengamos que cambiarlo.

La consulta y registro de nombres y marcas en España (no de dominios) se realiza desde la Oficina Española de Patentes y Marcas (www.oepm.es). Desde esta página podemos consultar si hay algún nombre comercial o marca registrados que coincida total o parcialmente con el nuestro:

http://sitadex.oepm.es/Localizador/homeLocalizador.jsp

Si nuestro dominio contiene el nombre de la marca será más fácil que los buscadores y los usuarios nos encuentren cuando se busque sobre ella.

No obstante, una práctica muy extendida en SEO es utilizar un dominio que contenga la palabra clave principal para la que nos queremos posicionar. El hecho de que la palabra clave aparezca en el nombre del dominio, es un factor que tiene cierta influencia, aunque en la actualidad es menor. Hace unos años, por el simple hecho de disponer de un dominio con coincidencia exacta de palabra clave, era fácil que nuestra web se posicionara en los primeros resultados para esa búsqueda, aunque el contenido fuera puro spam o de baja calidad. Pero desde la actualización de Google EMD, ya no es suficiente con tener un nombre de dominio relevante, y es necesario disponer de contenido de calidad y muy vinculado con la palabra clave. Por lo tanto, todavía puede tenerse en cuenta para la creación de pequeños sitios orientados a búsquedas muy concretas o si no disponemos de una marca por la que nos queramos identificar, pero en el resto de casos, no debe ser un factor crítico en nuestra decisión.

Longitud y características tipográficas

Ante todo, no podemos olvidar que queremos que nuestro dominio sea fácil de recordar y de escribir. Para lograrlo, tenemos que centrarnos en buscar palabras cortas y que se identifiquen totalmente con nuestro producto o servicio, así como con nuestra marca. Si alguien conoce nuestra empresa y quiere buscarla en Internet, lo primero que hará será introducir nuestro nombre comercial o mercantil, y nosotros tenemos que hacer todo lo posible para facilitarle que nos encuentre.

En el caso de que se trate de alguien que no nos busca a nosotros, sino a nuestros productos, debemos utilizar las palabras más cortas y naturales posibles. Esa naturalidad debemos llevarla también al terreno tipográfico. Utilizar caracteres tipográficos como guiones o números hará la búsqueda más complicada.

En España, desde noviembre de 2007 se permite registrar dominios .es con “ñ” y con tilde. Sin embargo, debido a la peculiar codificación de estos caracteres, no los recomendamos como estrategia SEO.

Dominio Web

Extensión del dominio

Una vez que tenemos claro cuál es el nombre de nuestro dominio, tenemos que elegir cuál va a ser su extensión.

Tipos de Extensiones
Dominios de nivel superior genéricos

Denominados gTLD (generic top level domains) son dominios genéricos y que no vienen definidos por un ámbito geográfico o sectorial determinado. Los más conocidos son .com, .net, .org, .edu, .info, .biz…

.COM: Es el más utilizado. Sirve para cualquier tipo de página web y lo suelen utilizar empresas comerciales, y otras organizaciones.

.ORG: Es utilizado principalmente por instituciones sin ánimo de lucro y  ONGs.

.NET: Este dominio está orientado a empresas e instituciones relacionadas con servicios de internet y tecnología, pero puede utilizarlo cualquier tipo de empresa.

Dominios de nivel superior geográficos

Denominados ccTLD (country code top level domains), son dominios que están asociados a un lugar geográfico determinado. Son ejemplos de ámbitos nacionales, .ES en España, .FR en Francia, .IT en Italia, o .DE en Alemania, de ámbitos supranacionales .EU, que se refiere al ámbito europeo, o .CAT a nivel regional, que se refiere al ámbito de Cataluña.

La razón de escoger una de estas extensiones es nuestra preferencia de ser asociados al país/región con el que está relacionado, o que nuestro ámbito geográfico sea claramente éste y nos beneficie a la hora de conseguir nuevos clientes.

Subdominios o dominios con extensiones múltiples

Dominios del tipo .COM.ES, .NOM.ES, .ORG.ES o que incluyen algún subdominio como:

misubdominio.dominio.com

Dominios especiales

Hay dominios que se utilizan en ámbitos muy específicos: 

.GOB.ES, reservado a organismos públicos o gubernamentales

.EDU.ES, reservado a instituciones de enseñanza o investigación españolas.

Nuevas extensiones de dominio

ICANN es la entidad que gestiona todas las peticiones de nuevas extensiones, y se han solicitado en torno a 1900 nuevas extensiones muy diferentes a las actuales.

Por una parte se han solicitado extensiones genéricas de profesiones y sectores muy diferentes (alimentación, tecnología, turismo, deportes, salud, etc.) y por otra, extensiones de uso privado, específicas para empresas o entidades.

Ejemplos de nuevas extensiones: .BCN .BARCELONA. ABOGADO .APP .ART .BLOG .AUTO .CASA .CLOUD .FUTBOL .MADRID .JUEGOS .HOTEL .SHOP .RESTAURANT .VIAJES .TOURS .LEGAL, etc…

Influencia de la extensión del dominio en el posicionamiento SEO

Oficialmente Google ni ningún otro buscador se han manifestado sobre si la extensión del dominio influye en el posicionamiento. Por lo tanto, teóricamente todas las extensiones deberían partir en igualdad de condiciones a la hora de posicionarse.

No obstante, para posicionarnos en un país concreto, recomendamos usar o bien un dominio con una extensión genérica o bien un dominio con la extensión de dicho país, para que los usuarios asocien la web más fácilmente con su país. Lo que no parece una buena práctica es usar una extensión de dominio de un país para posicionarnos en otro país. En ese caso, mejor usar extensiones genéricas. Y si nos queremos dirigir a varios países, entonces recomendamos usar una extensión genérica de dominio que servirá para todos, o bien una extensión de país para cada país, y una genérica para el resto de países.

.COM es la extensión genérica más utilizada porque es la primera que se creó. Por lo tanto, es más fácil de recordar y nos sirve para todos los países e idiomas. El problema de esta extensión es su baja disponibilidad, ya que la mayoría de dominios ya están siendo usados o han sido reservados.

.ES igualmente una buena opción si el público al que está orientada nuestra web es de España.

.NET y .ORG son una buena alternativa cuando no existe disponibilidad de las anteriores.

Si el sitio web tiene una extensión no asociada a ningún país como, por ejemplo, .com u .org, se puede indicar a Google a través de la herramienta Google Search Console el país o países a los que se dirige el sitio.

En el caso de dominios con extensión de país, Google realiza la asociación de forma
automática y no es posible modificarla.

¿Cómo se determina la ubicación de un sitio web si no usamos Search Console?

Si no se introduce la información de país en Google Search Console y estamos ante un dominio no vinculado a algún país, se tendrá en cuenta la dirección IP (que está asociada al servidor donde tenemos alojado el sitio web), el idioma, información de localización en la página, datos de Google My Business…

Dominios y subdominios

WWW es el subdominio por defecto, si bien es posible no usarlo, denominando a la home de nuestra web, por ejemplo:

http://misitioweb.com

En otros casos, los subdominios se suelen reservar para los casos en que queremos dividir un sitio web o incluso un dominio en secciones o sitios independientes. A nivel de SEO, los subdominios se consideran sitios web independientes, debiéndolo tener en cuenta cuando se aborde la estrategia de generación de enlaces, ya que esto puede suponer dividir la popularidad del sitio web.

Analicemos un caso típico.

Ejemplo. Supongamos que queremos crear un sitio web donde informemos de nuestra empresa, servicios, etc. y, por otro lado, queremos crear también un blog.

Dispondremos de 3 opciones: 

1. Incluir el blog en un directorio dentro del dominio de la web como, por ejemplo, www.misitioweb.com/blog.

En este caso, toda la popularidad que consigamos mediante enlaces repercutirá automáticamente en el blog, puesto que este es un subnivel dentro del sitio web. A nivel de optimización, trabajaremos con un solo sitio web con una estrategia unificada. El blog, por otro lado, como generador de contenido nos ayudará a posicionar también el resto de páginas del sitio web. Sitio web y blog serán considerados como un todo, por lo que, a nivel de marca, no podremos independizarlo.

2. Incluir el blog en un subdominio como, por ejemplo, blog.misitioweb.com En este caso, el blog tendrá su propia estrategia de posicionamiento, que no influirá en la del dominio de nuestra web. Aumentar la popularidad del blog no tendrá impacto en la web, si bien, en el caso de enlazarlos al menos una parte de la popularidad se transmitirá del dominio al subdominio y viceversa. No obstante, a nivel de marca, todavía se podrán identificar como una misma entidad.

3. Trabajar con dos dominios independientes, uno para el sitio web y otro para el blog como, por ejemplo, miblog.com y misitioweb.com. A nivel de SEO es lo mismo que en el caso anterior, pero a nivel de marca, no podrá vincularse uno con otro, y quedarán totalmente independizados.

¿Cuándo usar cada opción?

Nuestra opinión es la siguiente:

La primera opción es la mejor cuando el blog es un complemento del sitio web, el sitio web sin el blog apenas va a variar su contenido y queremos unificar toda la estrategia de posicionamiento en un solo dominio. 

La segunda opción es mejor cuando queremos dar más importancia al blog que al sitio web y nuestra estrategia de posicionamiento está más centrada en el blog, pero sin independizarlo de nuestro proyecto de empresa. Es decir, queremos que los usuarios sepan que el blog y el sitio web son parte del mismo proyecto. 

La tercera opción es en cierta medida similar a la segunda, con la diferencia de que en este caso el blog estaría totalmente independizado del sitio. Sería simplemente como tener 2 sitios web, cada uno con su estrategia de posicionamiento diferenciada y, además, sin que los usuarios sepan que son dos sitios del mismo propietario. 

 

Disponibilidad del dominio

Uno de los principales problemas con que nos encontramos a la hora de registrar nuestro dominio es el hecho de que ya esté siendo usado por otra persona o empresa. Hay varias herramientas para obtener información acerca del dominio que nos interesa, pudiendo averiguar si está disponible, si ha sido bloqueado por Google o ver el historial del nombre.

Comprueba Aquí

Las herramientas más significativas son:

Whois.net, es una herramienta con la que podemos obtener información básica del
dominio, como ubicación del servidor, o quién es el propietario.
https://whois.icann.org/es/acerca-de-whois

Domain History from Domain Tools, ofrece información del historial del nombre del dominio.

http://whois.domaintools.com

Google Banned Checker, nos permite conocer si el nombre del dominio está
bloqueado (baneado) por Google.

http://www.iwebtool.com/google_banned

Aparte de esta herramienta, también existen indicios por los que se puede deducir si sobre un dominio existe algún tipo de penalización. Es muy importante realizar está comprobación antes de registrar un dominio nuevo, ya que en el pasado pudo estar registrado y haber recibido algún tipo de mala práctica como (Spam, enlaces tóxicos…).

Podéis leer más sobre cómo saber si un dominio está penalizado o no en este artículo:

http://www.idento.es/blog/seo/como-saber-si-un-dominio-esta-penalizado/

Domains Bot, sirve para localizar dominios disponibles a partir de unas palabras clave suministradas. 

http://www.domainsbot.com

DomCop, sirve para localizar dominios expirados con altas métricas y autoridad SEO, ideal para conseguir dominios con bastante antigüedad y con altas métricas de PR, DA, PA, CF, TF…

https://www.domcop.com/

Antigüedad y caducidad del dominio

La antigüedad del dominio es un factor que tiene cierta influencia en el posicionamiento SEO. Es por ello que todavía hay muchos sitios web poco optimizados pero muy antiguos que permanecen en los primeros lugares de algunas búsquedas.

El criterio de Google es que cuanto más antiguo sea el dominio, más confianza ofrece

por lo tanto, favorece su posicionamiento, siempre que no haya sido penalizado anteriormente y que haya tenido contenido.

Existe también la posibilidad de comprar un dominio que ya haya sido registrado por otra persona, si esta está dispuesta a venderlo. No obstante, se debe tener cuidado y asegurarse de que ese dominio no tenga ninguna penalización. En este caso, los precios pueden ser muy variables, desde unas decenas de euros hasta varios miles.

Por otro lado, también tiene una influencia positiva una mayor fecha de caducidad del dominio. Los dominios tienen un periodo de renovación anual, pero existe la posibilidad de renovarlos por un periodo mayor, de varios años (incluso en ocasiones con descuento). Google valora positivamente aquellos dominios cuya fecha de expiración es mayor, porque sugieren que son proyectos serios a largo plazo. Por ello, si vuestro proyecto web es a largo plazo, y teniendo en cuenta el coste tan bajo de un dominio, recomendamos realizar una renovación por 5 años.

Podéis comprobar la edad de un dominio aquí:

http://www.webconfs.com/domain-age.php

Registro de varios dominios para una web

Es posible que nos interese registrar varios dominios para una misma web, o el mismo nombre con diferentes extensiones. El principal motivo para hacer esto es protegernos de que otros puedan registrarlo y lleguen a tener un dominio similar al nuestro, algo que puede generar confusión, especialmente cuando hablamos de dominios de marcas.

Si disponemos de varios dominios diferentes para un solo sitio web, los robots de los buscadores como Google o Bing podrían interpretar que cada uno de esos dominios lleva a una web diferente, lo que nos ocasionaría problemas de indexación o de contenido duplicado. Para evitar este problema, debemos seleccionar cuál va a ser el dominio principal y configurar una redirección de tipo 301 en el resto de dominios, para que apunten al principal. De esta forma, cuando un usuario entre en el dominio secundario, el URL cambiará y se redireccionará al usuario al dominio principal, y el robot de búsqueda también se enterará. Si lo hacemos así, los dominios secundarios no serán tenidos en cuenta para el posicionamiento, con lo que tampoco nos darán problemas de contenido duplicado. Esto se puede hacer desde el panel de vuestro proveedor de dominios o alojamiento. 

Esta práctica también es necesaria cuando queremos cambiar de un dominio a otro y no queremos que los usuarios que acceden al dominio antiguo sean llevados a una página de error. 

No obstante, y aunque hay métodos que limitan el impacto de un cambio de dominio, no se puede asegurar que al cambiar el dominio se mantendrá el posicionamiento.

¡¡Atención!!

Reservar varios dominios y tenerlos aparcados (que todos ellos lleven al mismo contenido, pero sin que medie una redirección) supone tener el contenido duplicado, por lo que es una mala práctica de cara al SEO. La única forma de posicionar varios dominios por separado, es disponer de contenido original e independiente en cada uno de ellos.

¿Qué es el Archivo robots.txt?

¿Qué es el Archivo robots.txt?

El archivo robots

Para que nuestro sitio web sea correctamente rastreado e indexado y, además, solo se indexe lo que nosotros queramos, tenemos que usar dos archivos que sirven para informar a los robots de los buscadores sobre la manera en que deben hacerlo:

el archivo robots (robots.txt) y el archivo de mapa del sitio o sitemap (sitemap.xml)

El primero sirve para informar acerca de lo que no queremos indexar y el segundo sirve para informar de todos los recursos que queremos que se rastreen e indexen.

Robots.txt

Google cuenta con GoogleBot, un robot informático conocido como web crawleraraña web. Este «programita» llega a nuestra web, lo primero que hace es buscar el archivo robots.txt para comprobar las restricciones. Este archivo se debe ubicar siempre en la raíz del sitio web.

Una forma sencilla de comprobar la existencia del archivo robots.txt de cualquier web y poder visualizarlo es poner en la barra de direcciones de nuestro navegador lo siguiente:

http://misitioweb.com/robots.txt (donde misitioweb.com debe ser sustituido por el nombre de dominio que queramos comprobar)

El principal objetivo del archivo robots.txt es indicar las posibles restricciones a la hora de acceder al sitio web por parte de todos los robots de búsqueda, así como informar de la localización del mapa del sitio. Mediante diferentes instrucciones, podemos:

  • Bloquear el acceso a alguno o a todos los robots.
  • Bloquear el acceso a archivos, directorios, imágenes o URLs del sitio, que no queramos que se rastreen.
  • Ayudar a que no se indexe contenido duplicado
  • Informar de la ubicación del archivo sitemap.xml para que rápidamente lo localicen y tengan acceso a todas las páginas del sitio sin necesidad de rastrear los enlaces al navegar. De esta forma, las páginas que no están conectadas con otras (por ejemplo, porque nos interesaba tenerlas independizadas del resto del sitio) también pueden ser indexadas.

El hecho de que el archivo robots.txt no exista en nuestro sitio web no quiere decir que no  vaya a ser indexado. De hecho, si no existe, todos los robots indexarán lo que puedan sin restricciones.

Un buen uso del archivo robots.txt nos permitirá realizar acciones como: 

  • Impedir que nuestro sitio web sea indexado por los buscadores cuando tenemos la web en pruebas o queremos darle un uso privado.
  • Impedir que se indexen determinados contenidos de la web que no son relevantes o que no queremos que aparezcan en los resultados de búsqueda.
  • Evitar una sobrecarga de accesos a nuestra web. En una web suele haber gran cantidad de archivos que no tienen utilidad para el usuario y no necesitan ser rastreados. El intento de acceso de los robots a estos recursos puede producir lentitud en la carga del sitio y además que pierdan tiempo en ellos y se vayan del sitio sin haber rastreado lo que de verdad nos interesa. Por ejemplo, no tiene sentido que el robot  acceda a los archivos de la zona de administración de una web.
  • Impedir la indexación de contenido duplicado, esto es muy importante, ya que es algo penalizado por los buscadores, especialmente por Google. El contenido duplicado es código que aparece en varias páginas, ya sea total o parcialmente. Por ejemplo, cuando tenemos un artículo y un listado de comentarios paginado, la página 2 no tiene sentido que se indexe, pues en ella la parte del contenido será igual que en la 1 y, por lo tanto, estaremos duplicando contenido. Lo que hace que nuestro SEO on-page no sea el adecuado.
Archivo Robots.txt - descripción

Creación del archivo Robots.txt

Como lo indica su extensión el archivo robots.txt es un fichero de texto plano (sin formato) que se puede crear con cualquier editor de texto (bloc de notas, Wordpad, Notepad++…). Tiene la extensión .txt Las principales instrucciones que podemos utilizar en el robots.txt son: 

User-agent:

Se utiliza para identificar el robot sobre el que vamos a aplicar las reglas indicadas a continuación. Es decir, podemos especificar reglas para cada robot, o bien reglas que se apliquen para todos a la vez o para el resto.

Disallow:

Se usa para identificar los recursos que queremos bloquear 

Allow:

Se usa para identificar recursos a los que permitimos el acceso como excepción a la regla Disallow.

Sitemap:

Sirve para indicar la ruta donde está localizado el mapa del sitio.

Robots.txt es un archivo que realmente solo necesitamos crearlo una vez, y no suele ser necesario actualizarlo. No obstante, si nos equivocamos, puede haber graves consecuencias como, por ejemplo, que no se indexe ninguna página. Por ello debe crearse y editarse con cautela. Se recomienda validarlo a través de la herramienta online Google Search Console, una vez que demos de alta en ella nuestro sitio web y verifiquemos que somos los propietarios.

¿Qué son las KeyWords o Palabras Clave?

¿Qué son las KeyWords o Palabras Clave?

Las palabras clave o KeyWords

El primer paso en cualquier estrategia de posicionamiento SEO es la selección de palabras clave por las cuales queremos posicionarnos.Esto es algo que se debe hacer antes de empezar con el proceso de optimización y, si es posible, antes de empezar con el desarrollo de la web.

Las palabras clave o keywords son los términos que utilizan los usuarios para realizar consultas en los buscadores. El estudio para la selección de nuestras palabra clave se denomina Keyword Research.

La mejor forma de empezar con la selección de palabras clave es elaborar un listado con las búsquedas que a priori consideramos relevantes para nuestra web para, posteriormente, ir ampliándolas y afinándolas en función de nuestro análisis.

Tenemos que tener claro en cada acción que hacemos dentro de las páginas de la web ¿qué es lo que queremos mostrar?

 

Análisis y búsqueda de palabras clave

4 Grandes grupos para las KeyWords

Las palabras clave se pueden agrupar en cuatro grandes grupos, en función de su volumen de búsquedas y su significado:

  1. Head Tail: búsquedas genéricas
  2. Long Tail: búsquedas más específicas
  3. Mid Tail: búsquedas intermedias
  4. De marca, llamadas también “branded”

Head Tail

Las palabras clave head Tail están formadas generalmente por 1 o 2 términos (en ocasiones hasta 3), tienen un volumen de búsquedas muy alto (como referencia, desde decenas de miles de búsquedas mensuales en adelante) y una competencia alta, debido a que suelen ser búsquedas con significados muy amplios y que pueden referirse a intenciones muy diversas. Por ejemplo: coches, marketing, vuelos, hoteles, software, alquiler coches. Posicionarse para una de estas palabras es realmente muy difícil, la probabilidad de éxito muy reducida, pero la cantidad de tráfico que nos pueden generar es inmensa.

Al tener un mayor volumen de búsquedas, a priori resultan muy interesantes; pero tienen la desventaja de que también lo son para tu competencia, con lo cual son palabras clave que prometen mucho pero que, al mismo tiempo, están muy competidas. Solamente en el caso de que tu nicho sea muy específico te aconsejaría ir un paso más allá.

Long Tail

Son más bien frases de búsqueda muy específicas, con un volumen de exploración mensuales bajo (desde 10 a unos pocos cientos) y una intención muy clara. Suele haber mucha menos competencia y es esfuerzo de posicionamiento es menor, pero claro, la recompensa en forma de visitas también es inferior. No obstante, en algunos casos pueden ser palabras clave con un grado de conversión y/o monetización elevado.

Por ejemplo:

Palabras Long Tail

Mid tail

Aquí consideraríamos las que no entran en ninguno de los grupos anteriores. Palabras clave con cierto volumen (más que unos pocos cientos al mes) y con intenciones diversas, pero no tan genéricas como en el caso de las head tail.

Por ejemplo: cámaras canon, apartamentos turísticos granada, tiendas de perfumes, relojes lotus.

De Marca

Las palabras de marca son aquellas en las que está incluido total o parcialmente el nombre de nuestra empresa o de la marca. Vamos, que cuando el usuario las escribe, es porque quiere encontrarnos y no conoce la dirección exacta.

Estrategia de palabras clave para SEO

Estratégia de keywords

Definir adecuadamente la estrategia de palabras clave es muy importante y lo ideal es combinar términos long tail con términos mid tail, trabajando por supuesto los términos de marca (que deberían ser los naturalmente más fáciles de posicionar).

Podríamos simplificar diciendo que cada página de nuestro sitio web puede optimizarse para una palabra clave diferente.

No obstante, esta es la forma antigua de abordar el posicionamiento SEO, la que se lleva haciendo años y que poco a poco va perdiendo efectividad. La actual se basa, más que en la optimización de palabras
clave individuales para cada página, en el uso de un conjunto de palabras clave y conceptos relacionados entre sí para cada página o grupo de páginas.

En el SEO es común escuchar hablar de la teoría del Long Tail. Esta teoría muy popular se basa en que la mitad de las visitas que proceden de los buscadores se realizan con búsquedas generales que se repiten con frecuencia, mientras que la otra mitad de las visitas provienen de búsquedas que se usan pocas veces o incluso búsquedas únicas.

La teoría del Long Tail se centra en este conjunto de visitas de usuarios que usan combinaciones de palabras clave únicas o muy poco usadas. Según dicha teoría, estas búsquedas minoritarias, representadas por frases largas y específicas, pueden llegar a representar un gran porcentaje del volumen del portal y ser muy rentables, ya que la competencia comparada con las búsquedas más genéricas es mucho menor.

Dentro de la estrategia SEO es importante intentar posicionar palabras clave “long tail” relacionadas con nuestro nicho o negocio, ya que a pesar de que suelen tener menos volumen de búsquedas, la competencia suele ser menor y son más fáciles de posicionar, por lo que pueden ser
un buen punto de partida para muchas páginas y para secciones de noticias o blogs.

Os dejamos un artículo sobre ello:

http://www.idento.es/blog/sem/long-tail-seo-y-sem/

Factores a considerar en la selección de palabras claves:

Relevancia

Debemos elegir palabras clave que definan sin lugar a dudas nuestro negocio y que sean relevantes con el contenido de nuestra web.

Volumen de búsquedas

Nos tenemos que asegurar de que las palabras clave tengan un mínimo volumen de búsquedas. Muchas veces los profesionales de un negocio utilizan un lenguaje técnico y no son conscientes de que la mayoría de los usuarios utilizan palabras clave diferentes a las que utilizarían ellos para buscar sus productos o servicios. Es muy importante asegurarnos de esto con las herramientas de palabras clave.

Ejemplo de 4 palabras similares, pero con volúmenes de búsqueda muy diferentes:

(Fuente: Google Trends)

Plurales, singulares y preposiciones

Cuando hablamos de una palabra clave nos referimos a un término exacto. Si uno de los términos puede estar en plural y singular hablamos de palabras clave diferentes. Lo mismo ocurre con el uso de preposiciones entre los términos. Es por ello que conviene analizar muy bien las diferentes versiones de una palabra clave para elegir la que tenga un mayor volumen de búsquedas. Las búsquedas Google no distinguen entre mayúsculas y minúsculas. No obstante, cuando trabajamos una palabra clave, de manera indirecta podemos estar optimizando nuestra página para ciertas variaciones de la misma. 

Ejemplo:

 

Tildes 

Con las tildes ocurre algo similar. Google considera las palabras con tilde y sin ella de
manera independiente, si bien son variaciones muy similares. Lo habitual es que la gran mayoría de las personas realicen las búsquedas sin utilizar tildes. La recomendación oficial de Google es que nunca se cometan faltas de ortografía, por lo que en teoría debería premiar el uso de tilde respecto a los que no las usan. En general, los resultados de búsqueda son muy parecidos para las búsquedas con tilde y sin tilde, pero se observan algunas variaciones. 

Ejemplo:

 

 

Análisis de la competencia

Debemos estudiar a la competencia para ver qué palabras clave utilizan para productos o servicios similares al nuestro. Para ello, podemos utilizar herramientas comerciales como Semrush, Sistrix o Neilpatel.

Nivel de competencia

Las palabras clave muy disputadas son más difíciles de posicionar. Tenemos que ser conscientes de nuestros recursos a la hora de competir con grandes empresas que realizan fuertes inversiones en posicionamiento SEO.

Una posible estrategia es intentar posicionarnos para palabras clave poco competidas, conseguir visitas y que poco a poco los buscadores nos vayan posicionando mejor, lo que hará que podamos optar a trabajar palabras con mayor volumen.

Para ello podemos utilizar el módulo de Semrush: “Keyword Difficulty Tool”, que nos indica qué palabras clave tienen una mejor relación entre el volumen de búsquedas y el esfuerzo para posicionar.

Número de KeyWords

El número de palabras clave que debemos seleccionar para la optimización SEO está limitado por el número de páginas que tiene nuestra web. Lo recomendable es seleccionar 1 palabra clave por cada página. No obstante, el SEO actual ha cambiado y ya no es suficiente con elegir una palabra clave y optimizar la página para ella. Debemos ir un paso más allá y pensar en temáticas y grupos de palabras clave, de forma que, a la hora de optimizar cada página, si bien nos centraremos en una principal, tendremos en cuenta otros términos y conceptos que estén vinculados para que refuercen nuestro objetivo.

Objetivo

Si nuestro objetivo es generar visitas hacia la web, las palabras genéricas son mejores. En cambio, si nuestro objetivo son las conversiones, puede ser más recomendable el uso de palabras mid tail o long tail.

También podemos optar por una estrategia mixta seleccionando palabras de los dos tipos, genéricas para la home y alguna de las secciones principales, y palabras clave más específicas para las páginas de categorías y de detalle.

Una vez seleccionado nuestro conjunto de palabras clave y las principales, debemos optimizar nuestro sitio web incluyéndolas en:

Los títulos y encabezamientos principales

Las metadescripciones

El contenido de las páginas

Las direcciones URL

Los textos de descripción de imágenes y vídeos

Los textos de enlace (en el caso de enlaces a otras páginas del mismo sitio)

Cuanto trabajamos un conjunto de palabras clave, no es definitivo. Pasado un tiempo tendremos que analizar los resultados y tomar decisiones para mantenerlas o cambiarlas por otras. Debemos tener en cuenta que la forma en que buscan los usuarios puede variar a lo largo del tiempo.

Por otro lado, los cambios en la estrategia de palabras no suelen tener efecto a corto plazo. Por ello, la paciencia es una de las características que debe tener todo SEO.

¿Cómo hacer una Auditoría SEO?

¿Cómo hacer una Auditoría SEO?

Cómo hacer un análisis o auditoría SEO

es laborioso y engorroso pero aporta un montón de beneficios a la hora de posiconar tu website y corregir fallos de estructura, diseño o conceptos. Aquí te dejaremos una guia para qeu te resulte más cómodo hacerlo e iremos implementándola y actualizándola. También recordarte que tenemos este servicio en nuestra cartera. 

Vamos al tema…

CÓMO HACER UN ANÁLISIS WEB:

FACTORES ON-PAGE

Una vez analizados todos los factores que influyen en la accesibilidad e indexabilidad de tu web, y realizado un estudio de las palabras clave, es el momento de prestar atención a otro de los factores más influyentes en los rankings de buscadores:

el conjunto de características de las páginas web que se ven representados a través del código html saliente, su formación de urls y, por supuesto, su contenido.

Seguimos con el análisis web:

1.1 VALIDACIÓN DEL CÓDIGO HTML Y CSS

Los cimientos del éxito en el posicionamiento web es la correcta maquetación en HTML y, cada vez cobra más importancia el HTML5 semántico.
Una correcta maquetación en HTML debe cumplir los estándares establecidos por la W3C (World Wide Web Consurtium). Ésta es la a organización internacional que se encarga de velar porque se cumplan esos estándares.

Estas normas no son obligatorias, sino recomendaciones para conseguir que nuestra página web cumpla unos estándares que la hagan compatible con los distintos navegadores.

Existe una herramienta online que nos permite verificar si nuestra web y conocer el estado del código HTML de tu web. Procede a utilizar la herramienta de validación que el W3C pone a disposición de los usuarios.

Enlaces internos y externos en una página web

 

1.2 FORMACIÓN DE URLS

1.2.1 Enlaces Internos

Los enlaces internos son aquellos que conectan diferentes páginas dentro un mismo sitio web. Son utilizados por los usuarios y por los robots de los buscadores para navegar por nuestra web.

Los enlaces en HTML tienen la siguiente sintaxis:

 <a href=»URL-destino» title=”Descripción opcional del enlace”>Texto de enlace</a>

Donde:

  • href es el atributo obligatorio donde se introduce el localizador o dirección web de destino del enlace, en formato absoluto (incluyendo http://) o relativo.
  • “Texto de enlace” es el texto visible del enlace, llamado comúnmente “anchor text”, es decir, el texto (a veces un elemento de tipo imagen) en que pulsamos para redirigirnos al destino. Incluir aquí la palabra clave relevante de la página a que vamos a redirigir al usuario es interesante, pues es un factor de relevancia SEO, aunque no siempre es posible.
  • “Title” es un atributo opcional en el que podemos indicar una descripción del enlace. Tiene relevancia para el SEO, pero es muy pequeña.

Un buen uso de los enlaces internos ayuda a mejorar la usabilidad de nuestra web y esto es premiado por los buscadores.

No solo debemos tener en cuenta la colocación de los enlaces en los diferentes menús de navegación sino también debemos utilizarlos en el contenido para vincular unos artículos o páginas con otras. Hay que tener en cuenta que cuando usamos un enlace, una parte de la popularidad que tiene la página que enlaza se transmite a la página enlazada. Es lo que llamamos “link juice” o “zumo de popularidad”. De ahí que un buen enlazado interno contribuye a crear un flujo de popularidad desde unas páginas a otras. 

Consideraciones para crear enlaces internos:
  • No hay que abusar del número de enlaces internos dentro de una misma página, ni crear enlaces irrelevantes (por ejemplo, muchos enlaces juntos que van al mismo sitio).
  • Deben ser útiles para el usuario. Así facilitamos que los usuarios naveguen y pasen más tiempo en nuestro sitio.
  • Facilitan la indexación de nuestra web
1.2.2 Enlaces salientes

Los enlaces salientes son los que colocamos en nuestro sitio y que se dirigen hacia otras páginas externas. Al igual que ocurre con la mayoría de los factores On-Page, los buscadores nos premian cuando mejoramos la usabilidad y la experiencia del usuario. Una forma de hacer esto con los enlaces salientes consiste en vincular nuestro contenido con otras webs relevantes y de autoridad.

Consideraciones para los enlaces salientes:
  • Enlazar a páginas relevantes respecto de nuestro contenido. Por ejemplo, si estamos escribiendo un artículo sobre una herramienta SEO, podríamos incluir un enlace a la página oficial donde se puede usar esa herramienta. Si estamos comentando una noticia, podríamos incluir un enlace a la fuente oficial de la noticia.
  • No enlazar a sitios web de contenido dudoso o que puedan estar penalizados por Google. Si no queda más remedio, usar el atributo “nofollow”
  • Tampoco debemos abusar del número de enlaces salientes porque se nos puede considerar como un sitio web que hace spam. Hemos comentado que los enlaces transmiten una parte de la popularidad de la página al destino. Si queremos incluir un enlace saliente, pero que no transmita popularidad al destino, debemos usar en el código HTML del enlace el atributo rel=”nofollow”. Este atributo, aunque no modifica el enlace y puede seguir suponiendo una fuente de visitas al sitio web enlazado, sí que le quita su valor a nivel de SEO, pues lo que hace es indicar al buscador que no siga el enlace. 
Debemos utilizar «nofollow» en los siguientes casos:
  • En un enlace publicitario o pagado.
  • La página de destino guarda poca o ninguna relación con la nuestra o tenemos demasiados enlaces en la página.
  • Tenemos dudas sobre la reputación de la página de destino. Por ejemplo, queremos aportar pruebas de un sitio web que utiliza malas prácticas y usamos un enlace nofollow para que los usuarios puedan verlo.
  • No queremos transmitir popularidad a la otra web.
1.2.3 URLs AMIGABLES

Se recomienda que las urls de un sitio web sean amigables y que contengan palabras clave relevantes y descriptivas. 

Las urls aparecen en las SERPs o resultados de búsqueda junto con el title y la url. Por ello, que contengan las palabras clave adecuadas influirá en el clic por parte del usuario.

Consideraciones a tener en cuenta a la hora de crear URLs amigables:
  • Deben incluir las palabras clave que queremos posicionar para esa página.
  • No deben ser demasiado largos. No exceder de 115 caracteres.
  • Las palabras del URL deben separarse con guiones de tipo “-“ y no con guiones”_”. Ese carácter sustituye a los espacios a nivel semántico.
  • No deben contener espacios en blanco.
  • Mejor que no usen mayúsculas, tildes, o “ñ”
SEO desde el Principio

SEO desde el Principio

SEO desde el Principio.

En este artículo tratamos de aclarar conceptos  SEO desde el comienzo para personas que quieren aprender o informarse.

Lo primero que hay que dejar claro es que  el SEO no es inmediato ni instantáneo y en segundo lugar que el SEO que de una empresa o negocio no es el mismo que el de otra. Por eso hay que saber muy bien quién es nuestro cliente o usuario.

Sigue el índice inferior si quieres acceder directamente a un tema en concreto.

¿Qué es SEO?

 SEO es la abreviatura de “Search Engine Optimization” (Optimización en Motores de Búsqueda) y consiste en mejorar la visibilidad de un sitio web para que este aparezca más visible en los resultados orgánicos de los buscadores. El SEO también es conocido como posicionamiento en buscadores, posicionamiento natural o posicionamiento web.

Objetivo

El objetivo que tenemos es aparecer en las  posiciones más altas posibles de los resultados de búsquedas orgánicas para una o varias palabras concretas (keywords) que han sido previamente seleccionadas y son relevantes en el contenido de nuestra web. Con ello se conseguirá aumentar el tráfico de visitas y, por ende, de contactos, ventas, ingresos publicitarios, etc.

SEO también es

El término SEO también es utilizado para referirse a las personas que desempeñan el trabajo de posicionamiento.

Tradicionalmente las personas que se dedicaban al SEO solían tener un perfil técnico (programadores, diseñadores web, etc.) pero con las nuevas tendencias del SEO cada vez es más importante los conocimientos sobre Marketing, Social Media y  Comunicación. 

Con todo esto podemos determinar que  SEO es una disciplina del marketing online junto a otras como el SEM (Marketing en buscadores), SMM (Social media Marketing), Email Marketing, Analítica Web, etc.

Es muy importante entender que el SEO es un trabajo a medio y largo plazo y que los resultados no están de ningún modo garantizados, tardando a veces varios meses en ver progresos.

El número de palabras clave (KeyWords) a posicionar es limitado y depende mucho de la cantidad
de páginas de las que esté compuesta la web. Por ello, tenemos que tener una buena estructura del sitio web y la selección inicial de las palabras clave son aspectos fundamentales.

Además, es imposible garantizar los resultados ni la posición que obtendrá nuestra página para una palabra clave en un periodo de tiempo determinado, ya que en el posicionamiento SEO existen muchas variables que no pueden ser controladas, como los cambios en los algoritmos de indexación de los buscadores.

Las diferentes tareas o acciones del posicionamiento SEO desde el comienzo se pueden dividir en dos grandes bloques:

1. SEO On-page: las que se realizan internamente en la web.

El SEO On-page representa lo que nosotros decimos de nuestro sitio web, mientras que el SEO Off-page representa lo que dicen los demás.

 

2. SEO Off-page: las que se realizan fuera del sitio.